Nada

Llegamos hasta aquí

Circunstancias a millones

Millones de casualidades y llegamos aquí

Y ahora hasta aquí

Fue probablemente una alteración cuántica de la nada lo que me llevó hasta ti

Fue contigo que respiré la hierba recién cortada

Fue a ti y a mi que nos pego el viento frío de aquella playa atlántica

Fue contigo que descubrí aquellos paisajes

Fue gracias a ti que acompañamos nuestro legado de vida

Fue a ti a quien conté mis recuerdos retocados

Contigo soñé en mundos posibles, imposibles realmente

Fue contigo que pensé, intenté comprender y respiré

Aquella alteración cuántica me trajo a ti

Tardó, pero te trajo a mi

Ahora me borra de aquí

Fue contigo que anduve por esas playas

Las olas borraron nuestras huellas

Ahora te dejo aquí

Mi vida, casualidad y concreción en un tiempo dado, se va de aquí.

No me podré llevar nada ya que no me voy, desaparezco

Como las huellas de la playa

Como el olor de la hierba

Como el paisaje a la vuelta del camino

Como la nieve que ya no vino más

Adiós mi amor, no nos veremos más

Era sólo aquí que pudo darse ese encuentro imposible, improbable

Adiós amor, no sentiré nada más

Aquí se termina el camino que me permitió quererte en un tiempo tan breve

Adiós cariño, cuida de nuestra prolongación en la vida

Adiós amor, mi suerte, mi vida.

Fui solo porque estabas tú.

 

Anuncios

Ilusiones trágicas

Al matadero, sin verlo y con la sensación de ser libres.

Anarchanthropus crapuloideus (Al fondo a la izquierda, por favor)

14947480_10210107552461969_6804890555363896701_n

Sobre el escenario imperial, dos personajes: una criminal de guerra fría y calculadora, admirada por los neocons y decidida a cumplir implacablemente el papel atroz diseñado por la oligarquía económica, frente a un demagogo primario, grosero y simple, apoyado por un amplio sector popular con escasa inquietud intelectual y una formación muy elemental, guiado por su sed de “recuperar América” (sic.). El problema no es quién sale elegido, sino que se haya llegado hasta este punto. Vamos de cabeza al matadero, y encima dando la sensación de que es por decisión propia. Las élites son extremadamente eficaces y canallas.

Ver la entrada original